Minecraft

Hoy hablaremos de uno de los juegos más conocidos del panorama actual. Un juego que tiene ya más de 10 años y que ahora mismo gracias a youtubers, streamers y demás vive una segunda o tercera… o incluso cuarta juventud. Minecraft.

Ya hablamos del nuevo juego que saco mojang hace poco, minecraft dungeons. Pero hoy nos centramos en su padre, el juego de cubitos como lo conocen algunos.

Decir que este juego está indicado para jugar con los peques se da por sobreentendido, tiene incluso una versión escolar “Education Edition”,pero por si no es así os explico algunas particularidades del mismo y como nos divertimos en casa con el.

Minecraft no deja de ser un sandbox, o lo que es lo mismo, un juego de construcción de mundo abierto, donde puedes construir con los famosos cubitos todo aquello que se te ocurra. Al contrario de lo que mucha gente dice, el juego si tiene una especie de historia, o de objetivo final. Matar a un dragón que vive en otro mundo/dimensión llamada End. Y para poder acceder a este portal y activarlo, necesitaremos ir a otro mundo/dimensión llamado Nether. Así que básicamente el juego, en su base, se trata de ir obteniendo recursos para ir activando los portales necesarios para matar a un dragón.

A partir de aquí, cualquier cosa es posible, por que lo mejor que hicieron los desarrolladores de este juego es dar total libertad creativa. Y no solo en cuanto a modos de juego disponibles, si no que, en versión PC eso si, permiten la creación de los llamados mods que modifican el juego y permiten la creación de niveles, historias, personajes y todo aquello que la imaginación de creadores o desarrolladores dicte.

Después de esta pequeña chapa os preguntareis. Y como jugáis y que hacéis en el juego?. Tenemos el juego en 3 entornos que son interconectables entre sí. PC donde juego yo principalmente, PS4 donde se puede jugar hasta 4 y Switch donde también pueden jugar hasta 4. Y a partir de aquí… la locura. A veces jugamos todos en la PS4 con pantalla dividida, otras veces cada uno tenemos un dispositivo.. y por que? pues porque depende lo que queramos hacer. Si jugamos al escondite, cada uno a su pantalla y así no nos vemos. Si vamos a construir una mansión o una casita en la playa, jugamos todos juntos.

Hacemos misiones, buscamos tesoros, hacemos huertos con sistemas de riegos automatizados o simplemente nos paseamos por el mapa en busca de osos panda…lo que nos ha costado encontrarlos. Y esto es lo que me gusta de este juego y por lo que es tan divertido jugar con los peques. Tu les creas pequeñas historias sobre el tesoro que vais a buscar, les enseñas a como prepararse, a que las cosas no se crean solas. Si tienes cultivos hay que cuidarlos, regarlos. Hay que ahorrar materiales para poder crear los objetos que te ayudarán en la misión. Les guías por el camino. Todo eso hace que se impliquen en todo lo que se realiza, que roleen de manera natural las cosas que hacéis, y eso, en familia es muy divertido.

Eso sí, luego viene tu hijo pequeño y aprende a poner el juego en modo creativo, y te tira abajo toda la historia que le has ido construyendo y te quedas… 

Pero bromas aparte, sea contando historias, creando castillos imposibles o catacumbas infernales, casas en el aire o chalets en el agua, todo lo que os imaginéis crear lo podéis hacer en minecraft. Y los más peques, os lo aseguro, se divertirán.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. El rollo de las cookies
Privacidad